Populismo: ¿necesario o contraproducente?

Antes de hablar sobre el populismo, deberíamos tener claro el concepto, o por lo menos de la forma que pienso exponerlo en este análisis.

Cuando muchos escuchan este concepto (sobre todo los europeos) piensan rápidamente en un líder que con mucha oratoria se dedica a prometer y engañar al pueblo con palabras bonitas, para luego realizar políticas en su propio beneficio. Pues bien, aquí no vamos a referirnos a esto.

Cuando hablamos de populismo (especialmente en América Latina) nos referimos a una serie de políticas que van enfocadas a remediar de forma inmediata las necesidades del pueblo, pero de una forma asistencialista. Para que me entendáis, una política populista sería gastar dinero en crear comedores sociales que den alimentos gratuitos a los más pobres, en lugar de realizar por ejemplo una reforma agraria que a la larga pudiera hacer que éstos tuvieran cierta soberanía alimentaria.

Bien, entonces ahora podemos hablar del populismo como una práctica política que no es ni de izquierdas ni de derechas per sé, sino que más bien busca el apoyo de los desheredados, ya puede ser para fines bien distintos o diametralmente opuestos.

Una vez definido nos preguntamos: ¿es actualmente la revolución bolivariana populista? La respuesta es clara: SI

Esto se vio desde el principio, el gobierno se dedicó a gastar gran parte de su presupuesto (que viene de la venta de petróleo) en crear las llamadas “misiones”. Estas misiones iban enfocadas a dar asistencia médica a los barrios pobres, construir casas para quitar chabolas, fomentar el acceso a la educación, dar alimentos…etc. Unas políticas que son buenas, sin lugar a dudas, pero que no resuelven ningún problema a largo plazo; unas políticas que crean dependencia y una actitud pasiva y asistencialista en las clases populares (si me lo dan gratis, pa qué voy a trabajar).

Ahora la pregunta sería: ¿es esto un error o un acierto? La respuesta aquí ya no es tan fácil de responder; es más, no sabría responderla.

EL teórico anarquista ruso Piotr Kropotkin, en su obra “la conquista del pan”, criticaba a las revoluciones liberales por no dar pan al pueblo de primeras. Mientras los revolucionarios diseñaban un sistema más justo enfocado al largo plazo, las masas seguían muriendo de hambre y no veían los beneficios de la revolución, cosa que llego a hacer que los campesinos pobres volvieran a las filas monárquicas y reaccionarias. “¡Primero dad el pan, abrir los almacenes de los ricos! Y luego hablaremos de la revolución”

Al pobre, al analfabeto, al “muerto de hambre”… no le interesan los debates sobre el socialismo, ni sobre la soberanía alimentaria ni sobre la democratización de las estructuras políticas. No va a apoyar ningún proceso de cambio en el que no vea un beneficio plausible, palpable y casi inmediato.

El problema aquí es saber buscar un equilibrio entre una política que haga ver a las clases populares que el proceso revolucionario es algo beneficioso para ellos, al tiempo que se crean estructuras que busquen su empoderamiento y les den el protagonismo político del proceso; crear estructuras que faciliten e impulsen el cambio desde abajo en lugar de adoptar una actitud pasiva esperando a que “el presidente Chávez” les solucione los problemas.

Este es uno de los peligros fundamentales que tiene actualmente la revolución bolivariana; el peligro de caer en el asistencialismo verticalista, o ver caer el proceso por no comprender las clases populares que los recursos deben invertirse en cambios cuyos resultados deberán verse más a largo plazo.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Análisis sociológicos

3 comentarios en “Populismo: ¿necesario o contraproducente?”

  1. Hormiguita Viajera Says:

    Qué bueno leer noticias tuyas y sobre todo saber de Venezuela de primera mano =).
    Cuando leia el tema que planteás me remití inmediatamente a un documental que vi hace poco, se llama “La batalla chilena” y merece la pena verlo (si ya lo viste repítelo! XD), está muy bien logrado. Rescato sobre todo el que muestre el proceso golpista desde las bases, no sólo cuando matan a Allende como solemos ver en muchos videos del estilo,sino el cómo las clases populares habían sido cocienciadas durante los 3 años en que Allende pudo gobernar. Luego con el golpe todo estalló pero los desheredados estaban preparados, podían organizarse y lucharon hasta el final. Tb está claro que las hormigas pueden luchar contra un elefante enorme y ganarle la partida, pero si el elefante viene armado hasta los dientes no hay pueblo que aguante…
    A seguir luchando! te dejo la parte 2 que me parece la mas fuerte, aunque si tenes tiempo para ver las 4 hs del documental, adelante! =)

    http://video.google.com/videoplay?docid=-650617289865668140#

    Saludos desde la Europa silenciosa!

  2. cenachero Says:

    Ma gustao esta entrada! Es un tema delicado. A ver si hablas más de esto y de cómo lo ven los venezolanos!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: