Las orejas al lobo…

Si compañer@s… hoy se las he visto. Esta noche he comprobado en mis carnes la peligrosidad de la metropoli caraqueña, aunque por suerte sólo ha sido de lejos.

Volviendo de unos conciertos en una plaza centrica (zona supuestamente “segura”), nos dieron más de las 11 y a esa hora es cuando cierra el metro. La plaza no estaba en exceso lejos de mi casa, pero los 10 minutos que tardaría en recorrer la distancia eran unas calles un tanto oscuras, así que decidimos acercarnos a otra plaza cercana donde salen durante toda la noche una serie de autobuses a distintas partes de caracas.

En principio propuse a mi amiga que nos volviéramos en taxi, pero para la hora que era y lo lejos que vivía ella resultaba demasiado caro para su bolsillo, y a la gente tampoco le sabe bien que le ande pagando las cosas. Así que me dispuse a acompañarla hasta allí para luego pensar si me volvía en autobús o me pillaba directamente un taxi hasta mi casa.

Caminando por las calles centricas peatonales, que durante el día están abarrotadas de gente dado que se trata de una zona comercial, veíamos pasar gente e incluso alguna pareja de la guardia nacional. Sin embargo, pasando por una zona no del todo bien iluminada, me fijo en tres tipos que no tenían demasiada buena pinta y que miraban bastante para todas partes.

No es que estuviéramos solos precisamente, aunque la poca iluminación nos hacía un poco vulnerables. Mi amiga iba hablando por teléfono y yo miraba de reojo como uno de los tipos se acercaba hasta cruzarnos justo delante; de repente veo que el tipo se lleva la mano a una especie de bolso que llevaba colgando y le veo sacar ligeramente una pistola.

En ese momento mi amiga, que seguía hablando por telefono, me agarra la mano mientras hace como la que no ha visto nada. Yo actué con la misma indiferencia y seguimos caminando hacia delante. El tipo nos mira de arriba a abajo y se fija en que caminamos agarrados de la mano, y sin saber exactamente el por qué, sigue andando hacia adelante.

No se sí en ese momento pasaba alguien cerca, si vio de lejos a alguna de las parejas de la guardia nacional que había en la zona.. o si es verdad que existe algún tipo de código ético del delincuente que les hace cortarse cuando “vas con la esposa”, visto cómo se quedo mirando nuestras manos entrelazadas.

El caso es que he comprobado que andar por las calles de Caracas a esas horas no es muy buena idea, ni siquiera pasando por una zona céntrica. Así que la próxima vez me dejaré de tonterías, y haré tragarse el orgullo a quien sea, pero no pienso volver a ponerme en peligro teniendo pelas pa pagarme un taxi.

Aquí os dejo con una canción que trata sobre el tema de forma un poco más distendida…

Anuncios
Explore posts in the same categories: Mis movidas

One Comment en “Las orejas al lobo…”

  1. gamboi Says:

    Joder, pues menos mal que quedó en anécdota, macho.

    Le has preguntado a tu amiga los posibles posibles por qués de la reacción del tío?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: