Archivos para junio 2011

¿Socialismo aquí? ¿Pero cómo?

22 junio, 2011

Eso es lo que diría nuestro querido autor marxista italiano, y asesinado por el fascismo, Antonio Gramsci; si lo resucitáramos y le preguntáramos que cómo podríamos construir el socialismo aquí en Venezuela.

Este camarada italiano, que vivió la época de la revolución soviética (que se desarrolló gracias a las tesis políticas planteadas por Lenin), decidió seguir su ejemplo y analizar su sociedad (la italiana de principios del siglo XX) y plantear una serie estrategias revolucionarias  que sirvieran para hacer la revolución en su país.

Gramsci decía: Vamos a ver.. en Rusia el partido ha organizado a todas las masas medio esclavizadas y analfabetas, y ha tomado el poder.  Pero aquí en Italia la sociedad es distinta.. vaya… aquí el pueblo no nos va a seguir tan masivamente a una insurreción armada.. habra que pensar como lo hacemos. A ver.. que se me ocurre… ¡oh! ¡Ya sé! ¡Tenemos que convencer antes a la gente de que la sociedad que queremos es la que mola de verdad! ¡Que ideaca!

Entonces nuestro amigo Toni dijo “tenemos que tener la hegemonía social e ideológica para hacer la revolución”, es decir, tenemos que ir creando desde YA una cultura “socialista”, en los barrios obreros, organizaciones populares, que puedan crear su propia cultura, sus propias formas de ver el mundo, sus propios valores alejados del individualismo y la cultura capitalista.. Y una vez que hagamos esto, la sociedad dirá, a la mierda este estado capitalista que nos jode, y vamos a construir el socialismo, que no es más que extender la forma de vivir que tenemos ahora (democrática, solidaria, colectivista) al resto del Estado. Conquistamos el Estado, y construimos un mundo socialista eliminando los privilegios de los poderosos.

Bien, ahora vemos el caso de Venezuela. Aquí un movimiento de militares con “sensibilidad social” y de corte nacionalista (entiendo la carga emancipadora que tiene este concepto en America Latina) que toma el poder cuando se presenta a elecciones con algunos apoyos de la sociedad civil.  A partir de ahí, y con movidas políticas de todo tipo, el gobierno empieza a hablar de construir el socialismo. ¿What?

Y ante eso, ¿nos encontramos un pueblo organizado con colectivos populares, generando una cultura socialista de solidaridad y democracia? No, nos encontramos una sociedad absolutamente americanizada, donde la imagen del paraíso durante décadas ha sido la de Miami, donde los niveles de consumismo y ansias de aparentar son tres veces mayores que la que podemos ver en España.

La situación es la que es, y como buenos marxistas debemos aceptarla y analizarla, y a partir de ahí diseñar las estrategias. El gobierno bolivariano adoptó la idea del “socialismo del siglo XXI”, algo que nadie sabe muy bien lo que es, porque se esta construyendo; sin embargo, lo que este termino quiere decir es que no se quieren cometer los errores del socialismo del siglo XX. Que evidentemente hay que aceptar que supuso un avance histórico increíble para la mayoría del planeta, pero que desde luego no es la sociedad ideal que queremos alcanzar.

Este error fundamental, fue querer construir una cultura socialista desde el gobierno, uniformándola, convirtiéndola en propaganda institucionalizada y cuadriculada. Es por esto que el gobierno bolivariano fomentó los consejos comunales, así como toda clase de iniciativas que pretenden que la participación ciudadana sea la protagonista en la construcción del socialismo.

Pero claro, tu aquí te encuentras con una sociedad que a veces se parece más a la de EEUU que la española, por ejemplo. ¿De verdad vas a esperar que con una cultura ultracapitalsita se construya el socialismo creando asambleas populares? Dificilmente.

Y es por eso que desde sectores “avanzados” (a nivel ideológico) del gobierno, comience a darse el vicio del verticalismo. Su lógica “tenemos el poder, si la gente no responde habrá que empujarla hacia el socialismo” y así se vuelve a cometer los errores del siglo XX.  Lo que los socialistas y revolucionarios debemos hacer en Venezuela es un trabajo por construir esa hegemonía de la que hablaba Gramsci DESDE LA BASE, porque la hegemonía que planteaba no era “para tomar el poder”, sino como condición básica para construir el socialismo. A veces los comunistas nos centramos tanto en que las masas “tomen el poder” que se nos olvida que se necesita algo más que el Estado para construir una sociedad nueva. Necesitamos que el Estado sea una herramienta del pueblo organizado, descentralizarlo y transformarlo en una herramienta útil a la convivencia de los seres humanos y no un aparato de dominación de unos privilegiados (politicos y económicos) sobre unos pringados.

No se puede construir un socialismo desde el Estado, y lo que los revolucionarios debemos hacer es crear, apoyar, construir, inventar.. todo tipo de formas sociales, formas de vida, formas de entender el mundo que sean acordes a la realidad de la gente, a la realidad de los oprimidos. Sólo así cambiaremos la sociedad, sólo así se puede construir un mundo mejor, solidario, democrático y en el que merezca la pena vivir, al que a mi me gusta llamar socialismo.

Y es por eso que cito aquí uno de los lemas de la Juventud Comunista a la cual pertenezco:

El onubense bolivariano en la tele III

11 junio, 2011

Mirando por internet, he llegado a una web de noticias cuyo titular es: “Integrante de la Juventud Comunista de España: Los indignados demuestran una crisis de legitimación”.

http://www.noticias24.com/actualidad/noticia/265745/integrante-de-juventud-comunista-de-espana-considera-que-los-indignados-demuestran-una-crisis-de-legitimacion/

Leed los comentarios porque muchos me ponen a caer de un burro, por ser comunista y supuestamente porque el gobierno revolucionario me paga el viaje para que venga a hacer propaganda socialista xD.

Lo bueno es que aquí tenéis el vídeo de mi intervención en youtube:

El onubense bolivariano en la tele II

10 junio, 2011

Bueno, parece que al final no ha salido tan mal ¿no? Aquí os dejo el link con los videos que han puesto en la web del programa. Es una putada porque falta casi toda la parte en la que hablo más extensamente….:( pero bueno, intentaré conseguir el vídeo entero.

http://www.vtv.gob.ve/videos-emisiones-anteriores/63742

PD: Parece que han reestructurado la página web y han quitado el video del programa, ahora simplemente han dejado una reseña en forma de noticia: http://www.vtv.gov.ve/index.php?option=com_content&view=article&id=61863:david-segarra-debido-al-crecimiento-economico-ahora-los-espanoles-emigran-a-latinoamerica-&catid=49:nacionales&Itemid=102

Por suerte logré descargarlo en formato flash, pero no se por qué wordpress no me deja subirlo :S

¡El onubense bolivariano en la tele!

9 junio, 2011

Así es querid@s amiguit@s, mañana (10 de Junio) bien tempranito voy a salir en el canal público estatal (VTV) para que me hagan una breve entrevista hablando sobre el movimiento “indignados” en España; en un programa matinal llamado “Toda Venezuela”.

Parece que mis intentos por constituir un comité de solidaridad con las revueltas en España ha tenido frutos antes de lo esperado, cuando esta pequeña iniciativa no está más que en estado embrionario, ya nos están llamando de la televisión nacional para informar sobre lo que está pasando en nuestra querida península ibérica.

No creo que la entrevista dure más de diez minutos, pero creo que será tiempo suficiente para explicar brevemente a la audiencia venezolana en qué consiste este movimiento asambleario de indignación que hay en España, y que comienza a extenderse a otras partes de Europa.

Para aquellos que estén interesados en verlo, me han dicho que saldré a las 6:15 am (que aunque no lo creáis, es la hora a la que la mayoría de los trabajadores están desayunando), con lo cual en España se verá a las 12:45 de la mañana. Podreis verlo a través del siguiente enlace: http://www.vtv.gov.ve/envivo.html

¡Espero no cagarla porque es en directo! 😛 Ya me comentareis que os ha parecido.

Gran misión vivienda

2 junio, 2011

Existe una gran diversidad de formas de atajar el problema de la vivienda, pero hoy vamos a poner en concreto dos tipos de políticas bien distintas. Por un lado estamos los que creemos que, a la hora de garantizar un derecho básico como es el hecho de tener un techo donde vivir, el Estado debe responsabilizarse directamente; por el otro lado están aquellos que piensan que ante todo debe dejarse obrar a la bondadosa mano invisible del mercado, que se encarga de solucionar nuestro problemas filantrópicamente y ya de paso engordar a unos cuantos ricachones.

Parece que la segunda opción fue por la que optaron diversos gobiernos españoles, y ahora vemos las consecuencias de ello. Destrucción del medio ambiente por la incontrolable ola de construcción sin sentido, tres millones de viviendas vacías y subiendo por los desahucios de los bancos, y miles de familias españolas sin un techo donde vivir, así como miles de jóvenes sin poder emanciparse.

Viendo los resultados que el modelo neo-liberal ha tenido con respecto a eso, aquí en Venezuela han decidido plantearlo de otra forma.

Se lanza así la Gran Misión Vivienda, cuyo objetivo es crear 2 millones de viviendas en los próximos años, así como financiar reformas en aquellas que no se encuentren en buenas condiciones. Se ataca así uno de los principales problemas que tiene este país, donde gran cantidad de personas viven en los “barrios de invasión”, en chabolas precarias que ellos mismos se han construido en las quebradas de los ríos que pasan por Caracas, o en las laderas de sus colinas en los límites de esta macro-urbe.

Dentro de este plan, se están dando casas nuevas directamente a los miles de damnificados por las lluvias que perdieron las suyas; al mismo tiempo, se está estableciendo un registro nacional donde cientos de miles de venezolanos se han apuntado a la espera de recibir los recursos prometidos por el gobierno revolucionario. Dentro de este plan se desarrollan varios organismos en los que colabora la banca pública (esa que en España ya no existe) así como varias leyes que obligan a la banca privada a colaborar, cediendo un tanto por ciento de sus depósitos para este fin (¡obligan a los pobres bancos a colaborar con necesidades sociales! ¡malditos dictadores!).  El gobierno no obliga a devolver los prestamos hasta que no se tiene una renta suficiente (que creo que está al rededor de 4 veces el salario mínimo) y controla los tipos de interés, permitiendo así a la gente acceder a su derecho a una vivienda.

Conclusión, que en Venezuela se ha optado por lanzar un proyecto serio a nivel nacional, que obliga a los poderosos bancos a doblegarse ante las necesidades sociales, que usa las ganancias del petróleo en hacer llegar los derechos sociales básicos a sus ciudadanos, y que crea organismos PUBLICOS para solucionar los problemas en lugar de esperar que una pandilla de especuladores lo haga indirectamente, intentando seguir aumentando su ya abultada cartera.

El modelo español lo podemos ver resumido en el siguiente video: