Archivo para agosto 2011

Los consejos comunales

3 agosto, 2011

El otro día fui al 23 de Enero, uno de esos barrios pobres que la gente que vive al este de Caracas no se atreve ni a pisar con el coche. Pero fui invitado por un compañero para participar en un programa de radio que gestiona un colectivo llamado “Alexis vive”, y tenía curiosidad por ver las cosas desde dentro. Tras participar en el programa y conversar con los locutores, se decidieron a enseñarme un poco el barrio, y sobre todo, a mostrarme los progresos que se habían desarrollado gracias al consejo comunal.

Los consejos comunales son uno de los pilares a través de los cuales se pretende dar impulso a esta revolución democrática de corte socialista, como es la revolución bolivariana. La idea principal es que el pueblo organizado a través de asambleas en sus barrios debe ser quien gestione los recursos que les llegan desde el Estado; se pretende así evitar (en la medida de lo posible) la generación de una casta de burócratas, donde los ciudadanos no sean más que usuarios pasivos de servicios profesionalizados ofrecidos por el gobierno.

Los consejos comunales son, por tanto, vecinos organizados que gestionan la vida en sus barrios en la medida de lo posible. En el 23 de Enero pude ver panaderías, charcuterías y otro tipo de comercios; y creo recordar que hasta una guardería. Todo esto gestionado por los mismos vecinos organizados; también pude ver una pequeña fábrica de empaquetado de arroz y legumbres, así como otra de producción de bloques de hormigón destinados a la construcción.

El consejo comunal no es una estancia del gobierno para ofrecer servicios.. no; se trata más bien de un actor social que negocia de tú a tú con las autoridades y en representación del pueblo organizado. Se trata de una institución de poder popular democrática y autogestionada que trata de alzarse como la base social para la construcción del socialismo en el siglo XXI, un organismo que es político y económico al mismo tiempo, y que está impregnado de los valores socialistas y revolucionarios.

Encontramos así una visión integral de la vida en el barrio, donde los aspectos de gestión y distribución de servicios no están desligados de los de producción; donde los puestos de trabajo en las pequeñas fábricas no se distribuyen según los méritos individuales sino las necesidades colectivas, priorizando a aquellos que más los necesitan.

Debemos recordar que la idea fundamental del COMUNISMO no es que la economía pertenezca al Estado, sino a la comunidad. La misma palabra viene a expresar que se trata de una sociedad organizada en comunas, y no en macro empresas estatales como ocurrió en muchos países socialistas. Los consejos comunales son las pequeñas semillas que, dentro de la todavía sociedad capitalista venezolana, van haciendo crecer la alternativa. Son la muestra de que existen formas diferentes de plantear la economía y la gestión de la vida en su totalidad, donde la idea de DEMOCRACIA se convierte en un concepto integral y total, directo y dinámico que afecta a la vida cotidiana de las personas más allá de urnas y partidos.

Anuncios