Archive for the ‘Opinión’ category

¿Socialismo aquí? ¿Pero cómo?

22 junio, 2011

Eso es lo que diría nuestro querido autor marxista italiano, y asesinado por el fascismo, Antonio Gramsci; si lo resucitáramos y le preguntáramos que cómo podríamos construir el socialismo aquí en Venezuela.

Este camarada italiano, que vivió la época de la revolución soviética (que se desarrolló gracias a las tesis políticas planteadas por Lenin), decidió seguir su ejemplo y analizar su sociedad (la italiana de principios del siglo XX) y plantear una serie estrategias revolucionarias  que sirvieran para hacer la revolución en su país.

Gramsci decía: Vamos a ver.. en Rusia el partido ha organizado a todas las masas medio esclavizadas y analfabetas, y ha tomado el poder.  Pero aquí en Italia la sociedad es distinta.. vaya… aquí el pueblo no nos va a seguir tan masivamente a una insurreción armada.. habra que pensar como lo hacemos. A ver.. que se me ocurre… ¡oh! ¡Ya sé! ¡Tenemos que convencer antes a la gente de que la sociedad que queremos es la que mola de verdad! ¡Que ideaca!

Entonces nuestro amigo Toni dijo “tenemos que tener la hegemonía social e ideológica para hacer la revolución”, es decir, tenemos que ir creando desde YA una cultura “socialista”, en los barrios obreros, organizaciones populares, que puedan crear su propia cultura, sus propias formas de ver el mundo, sus propios valores alejados del individualismo y la cultura capitalista.. Y una vez que hagamos esto, la sociedad dirá, a la mierda este estado capitalista que nos jode, y vamos a construir el socialismo, que no es más que extender la forma de vivir que tenemos ahora (democrática, solidaria, colectivista) al resto del Estado. Conquistamos el Estado, y construimos un mundo socialista eliminando los privilegios de los poderosos.

Bien, ahora vemos el caso de Venezuela. Aquí un movimiento de militares con “sensibilidad social” y de corte nacionalista (entiendo la carga emancipadora que tiene este concepto en America Latina) que toma el poder cuando se presenta a elecciones con algunos apoyos de la sociedad civil.  A partir de ahí, y con movidas políticas de todo tipo, el gobierno empieza a hablar de construir el socialismo. ¿What?

Y ante eso, ¿nos encontramos un pueblo organizado con colectivos populares, generando una cultura socialista de solidaridad y democracia? No, nos encontramos una sociedad absolutamente americanizada, donde la imagen del paraíso durante décadas ha sido la de Miami, donde los niveles de consumismo y ansias de aparentar son tres veces mayores que la que podemos ver en España.

La situación es la que es, y como buenos marxistas debemos aceptarla y analizarla, y a partir de ahí diseñar las estrategias. El gobierno bolivariano adoptó la idea del “socialismo del siglo XXI”, algo que nadie sabe muy bien lo que es, porque se esta construyendo; sin embargo, lo que este termino quiere decir es que no se quieren cometer los errores del socialismo del siglo XX. Que evidentemente hay que aceptar que supuso un avance histórico increíble para la mayoría del planeta, pero que desde luego no es la sociedad ideal que queremos alcanzar.

Este error fundamental, fue querer construir una cultura socialista desde el gobierno, uniformándola, convirtiéndola en propaganda institucionalizada y cuadriculada. Es por esto que el gobierno bolivariano fomentó los consejos comunales, así como toda clase de iniciativas que pretenden que la participación ciudadana sea la protagonista en la construcción del socialismo.

Pero claro, tu aquí te encuentras con una sociedad que a veces se parece más a la de EEUU que la española, por ejemplo. ¿De verdad vas a esperar que con una cultura ultracapitalsita se construya el socialismo creando asambleas populares? Dificilmente.

Y es por eso que desde sectores “avanzados” (a nivel ideológico) del gobierno, comience a darse el vicio del verticalismo. Su lógica “tenemos el poder, si la gente no responde habrá que empujarla hacia el socialismo” y así se vuelve a cometer los errores del siglo XX.  Lo que los socialistas y revolucionarios debemos hacer en Venezuela es un trabajo por construir esa hegemonía de la que hablaba Gramsci DESDE LA BASE, porque la hegemonía que planteaba no era “para tomar el poder”, sino como condición básica para construir el socialismo. A veces los comunistas nos centramos tanto en que las masas “tomen el poder” que se nos olvida que se necesita algo más que el Estado para construir una sociedad nueva. Necesitamos que el Estado sea una herramienta del pueblo organizado, descentralizarlo y transformarlo en una herramienta útil a la convivencia de los seres humanos y no un aparato de dominación de unos privilegiados (politicos y económicos) sobre unos pringados.

No se puede construir un socialismo desde el Estado, y lo que los revolucionarios debemos hacer es crear, apoyar, construir, inventar.. todo tipo de formas sociales, formas de vida, formas de entender el mundo que sean acordes a la realidad de la gente, a la realidad de los oprimidos. Sólo así cambiaremos la sociedad, sólo así se puede construir un mundo mejor, solidario, democrático y en el que merezca la pena vivir, al que a mi me gusta llamar socialismo.

Y es por eso que cito aquí uno de los lemas de la Juventud Comunista a la cual pertenezco:

Entre la ultraizquierda paralizante y el reformismo ingenuo

26 mayo, 2011

Así se encuentra ahora mismo el movimiento de los “indignados” en España, entre la ultraizquierda paralizante y el reformismo ingenuo. Estos son, desde mi punto de vista, los dos principales peligros que debería evitar este movimiento que, precisamente por ser tan heterogéneo, corre el peligro de hacerle perder su potencialidad.

– Hablemos primero del ultraizquierdismo: Por este lado tenemos a toda clase de anarcoides (que no anarquistas), posmodernos varios, iluminados y demás elementos completamente desligados de la gran masa de trabajadores, que intenta imponer sus lógicas de acción por encima del sentir general. Ante un movimiento de pura reacción desorganizada, esperan su “movimiento puro”, que funcione por el ultraconsenso (cosa que sólo logran en sus marginales colectivos de no más de 20 personas) y que de la nada exija la destrucción del estado, el capitalismo, la cultura consumista..etc etc. Gente más interesada en mantener “la pureza” en las formas, que en realizar un cambio real dentro de las posibilidades que ofrece este movimiento y el nivel de concienciación de la gente. Estos son los que prefieren que en las plazas se queden 40 personas muy concienciadas antes de 50.000 que no exigen directamente la abolición del Estado.

A estos nos los encontramos en cualquier movimiento de protesta, muchas veces los hemos visto también en las protestas estudiantiles. Les da igual el contexto en el que se muevan, porque sus posturas siempre serán las mismas; radicalizar los procesos (muchos exigiendo el uso de la violencia), más interesados en hacerse ver como “los auténticos revolucionarios” y criticar al resto de fuerzas, que en conseguir de verdad algo; la cultura del TODO O NADA.

– Por el otro lado nos encontramos con el reformismo ingenuo. Viendo muchas de las reivindicaciones acordadas en la plaza de sol, así como otras campañas que ahora circulan por internet, uno se da cuenta de que muchos no son conscientes de que la actual crisis es una consecuencia del capitalismo, y que este no puede reformarse con un par de parches. Aceptan acríticamente el discurso de los recortes sociales “necesarios”, y tan sólo proponen que estos ¿incuestionables? recortes deberían realizarse en el dinero de políticos y sindicatos. ¿Menos Estado y sindicatos? ¿Soy el único que ve la influencia de la prensa de la ultraderecha antisindical y el liberalismo anti-estado? No se cuestionan POR QUÉ hay que hacer recortes, simplemente piden que se elimine el senado, los coches oficiales..

Estoy de acuerdo en que el Estado mantiene muchos gastos innecesarios, ¿pero de verdad creéis que ese es el problema? ¿Se soluciona la crisis por bajar el sueldo a alcaldes abusivos? Se reproduce así el discurso dominante, cual CABALLO DE TROYA, argumentado que esto no es un problema de un sistema económico que genera desigualdad y elimina democracia, sino que se trata de un problema de gestión.. de corrupción…etc. ¡La culpa es de los políticos! ¡Claro! Y algunos hasta se atreven a decir que de los sindicatos.. ¡Un par de parches anticorrupción y todo se arreglará!

Es hora de proponer REFORMAS NO REFORMISTAS, que no pongan parches sino que aumenten el poder popular; pedir cosas realistas pero siempre bajo la perspectiva de que tratamos con problemas estructurales, y no coyunturales; es la naturaleza misma del sistema la que provoca todo, y no una mala gestión del mismo.

Reflexiones..

22 mayo, 2011

Hoy por fin llega el 22 M, día de las elecciones, y podremos ver hasta qué punto las movilizaciones en las plazas de toda España van a tener una relevancia en las mismas. Sin embargo, no podemos caer en un análisis simplista que se guíe por la simple lógica electoralista.

Pase lo que pase hoy, exista o no un cambio radical en la dirección del voto, las cosas no van a volver a ser como antes. La gente se ha encontrado en las calles, ha debatido sobre política más allá del PPSOE y más allá de la lógica de elecciones periódicas. No sabemos si este movimiento conseguirá transformarse en algo, o simplemente mantenerse más allá de estas elecciones; lo que sí sabemos es que habrá producido un cambio de mentalidad en la gente que ha participado en él.

Se ha roto la espiral del silencio, el bloqueo mediático. Nos hemos dado cuenta de que somos muchos los descontentos, los indignados, los que pensamos que el actual régimen de democracia liberal que no permite la democracia directa está agotado y podrido como la estaca de la que hablaba el abuelo Siset.

Desde mi punto de vista y deseos, ojalá IU crezca considerablemente en estas elecciones y se alce como la gran alternativa a la dictadura del PPSOE; sin embargo, si esto se produjera pero se quedara ahí, sería igualmente un fracaso. Lo que realmente importa es la exigencia popular de una democracia directa, participativa; importa que la sociedad se re-politice e intente canalizar sus ideas e intenciones más allá de una papeleta cada X años.

Aquí os dejo un par de vídeos que espero inviten a la reflexión:

La historia está llena de rupturas inesperadas

19 mayo, 2011

Viendo los acontecimientos increíbles que están sucediendo en España, uno no puede dejar de ver paralelismos con otros sucesos históricos. El 14 de Abril de 1931, justo después de la celebración de unas elecciones municipales (como las que se van a celebrar el próximo 22 de Mayo), la victoria de los partidos republicanos provocaba la inesperada, hasta entonces, huida del rey Alfonso XIII y la proclamación de la II República. Una ruptura histórica que nadie esperaba.

El 27 de Febrero de 1989, se producía en Caracas una revuelta popular ante la subida de los precios debido al paquete neoliberal impuesto por el gobierno; la gente salió a la calle y saqueó comercios, cuestionaba el bipartidismo de AD y COPEI (el PPSOE de la época y lugar) y salió a protestar. Otra ruptura histórica que le costó la vida a miles de caraqueños, pero que sentó las bases de la posterior victoria popular y el actual gobierno revolucionario.

El 15 de Mayo de 2011, una protesta convocada a través de internet y de la cual nadie esperaba semejante éxito, pone en cuestión este sistema político (monárquico) y reivindica una verdadera democracia, el fin de la dictadura de los mercados y los banqueros. Sin lugar a dudas estamos asistiendo a otra ruptura histórica, una de esas que nadie se espera, al igual que las revueltas árabes de los meses pasados.

http://bigimg.it/http%3A%2F%2Fwww.imagono.net%2Fpanoramica.jpg/center/

Cuando menos se lo espera la gente, cuando todo parece en calma, el podrido sistema político comienza a desvanecerse. La gente sale a la calle a pedir la cabeza de un agotadísimo sistema impuesto por la dictadura, un sistema que ha robado lo poco de democracia que teníamos. Ni la cultura bipardista, ni el silencio inicial de los medios, ni la falsa cultura democrática que critica las movilizaciones desde sus tribunas de opinión ha podido parar la oleada de indignación popular.

Los “analistas sociales”, limitados por su dualista esquema de análisis, no son capaces de dar explicación a esto. La ultra derecha mediática pretende achacar la protesta al PSOE, la relaciona con ETA.. ¿podrían estar acaso más confundidos? No es que sean maliciosos, simplemente están tan limitados mentalmente que no pueden llegar a comprender esto bajo un esquema de RUPTURA HISTÓRICA.

Desde aquí, siento una alegría incontenible por lo que sucede, al tiempo que me hierbe la sangre por no poder estar en las calles de España junto a la gente, viviendo la revuelta. Pero viendo la oleada de solidaridad internacional que se ha despertado, no pienso quedarme pegado frente al ordenador recibiendo la información, y me dispongo a intentar movilizar protestas frente a la embajada de España en Caracas. No sé si lo lograré, pero desde luego que pienso intentarlo. Así que espero poder poner a Caracas en la siguiente lista de apoyo:

Programa de concentraciones fuera de España:

Bruxelles. Viernes 20. Frente a la embajada española. 18.30h.
Berlín. Tiergarten: Frente a la embajada Española. 15:30 h
Birmingham: Victoria Square Viernes, 20 de Mayo. 12:00h AM
Bogotá: frente a la embajada de España (Carrera 92 # 12). Viernes a las 13:00
Brighton.
Buenos Aires. Plaza Mayo. 19 de Mayo. 17:30h.
Bristol. UK. Center City. 22 mayo. 17h.
Edinburgh (UK): 19 de Mayo. 15:00h y 20:00h
London (UK): Frente a la embajada de España.18 de Mayo.
Mexico DF: Frente a la embajada de España. 12h.
Padova-Italy; Prato della Valle 20/05 18h
París. (FR): Embajada de España. jueves, 19 de mayo · 20:00 – 23:00
Piazza Castello, Turín, Italy Viernes, 20 de mayo de 2011 20:00h.
Viena. Domingo, 22 de mayo · 12:00 – 12:30

Mientras tanto, os dejo una canción que espero ayude a seguir motivando a la revuelta. ¡Muerte a la dictadura del PPSOE! ¡Abajo la dictadura de los mercaderes! ¡Viva la democracia popular!

¿El comienzo del fin del bipartidismo?

17 mayo, 2011

Siento decepcionar a aquellos lectores de este blog que simplemente entran en él para obtener información sobre el proceso venezolano, pero dada la cercanía de las elecciones municipales en el estado español, estoy igual de atento a lo que sucede allí que a lo que ocurre aquí.

La pasada manifestación del 15 de Mayo, que bajo el lema “DEMOCRACIA REAL YA” exigían el fin del bipartidisimo político y de este sistema político heredado de la dictadura. Consignas como “no somos mercancía en manos de políticos y banqueros” o “no hay pan para tanto chorizo” miles de personas en todo el estado han mostrado su indignación por este aparentemente inamovible sistema político/electoral. 20.000 personas en Madrid, 15.000 en Barcelona, 5.000 en Granada.. y así decenas de miles de personas han salidos a tomar las calles en más de 60 ciudades españolas.

¿Qué influencia tendrá esto de cara a las elecciones municipales del próximo domingo? Esto es una incógnita, y ni los mejores sociólogos pueden saberlo. Pueden ser varios los escenarios que se presenten:

1) La gente tiende a alimentar aún más su desprecio por este sistema electoral, y decide no participar, viendo un aumento considerable en la abstención en el voto.

2) La gente decide apoyar a partidos más pequeños, y el bipartidismo comienza a disolverse entre una multitud de pequeños partidos que tradicionalmente no han tenido mucha relevancia.

3) Ninguna de las anteriores, y la gente sale a quemar los colegios electorales xD.

El caso es que no podemos saber qué pasará, ni si este tipo de manifestaciones junto con otras campañas que están en la red llegarán a tener una influencia real en el desarrollo de los comicios.

Lo que desde mi punto de vista parece más probable es un aumento de la abstención, especialmente desde los sectores con más sensibilidad social (es decir, la izquierda); lo cual llevará a una victoria del PP. La lectura política se volverá a hacer desde el plano bipardisita (victoria del PP, por una supuesta mala gestion del PSOE) y se ninguneará la abstención desde los grandes medios.

La única forma de que todo esto tenga una relevancia real en la sociedad, es que se produzca un traspaso de votos del PPSOE al resto de fuerzas políticas, que se rompa con el bipartidismo, que se devuelva la esperanza de la gente a participar en otros partidos o incluso que se creen otros nuevos…

Desde aquí prefiero unirme al llamado que desde el colectivo “anonymous” se está haciendo en la red. ¡NO VOTES AL PPSOE! ¡PERO VOTA!

OPERACIÓN V DE VOTACIONES

22 DE MAYO 2011, AUTONÓMICAS MUNICIPALES

        Anonymous informa:

Después de días, meses y años en España de Bipartidismo político de PSOE y PP, después de conocer sus mentiras en Wikileaks, el apoyo a la guerra y la venta de armas a regímenes dictatoriales como Libia o Egipto, el ataque contra la Libertad de Expresión aprobando la Ley Sinde con el apoyo de CiU, después de ver que la corrupción por parte de los políticos y empresarios no desaparece, después de superar los cuatro millones de parados y arruinar el futuro de la juventud  con  contratos  basura, además de estar a  la  cola  de Europa  en  materia de educación, después de observar impotentes los graves recortes sociales, la censura por parte de medios de comunicación públicos, la despreocupación por el medio ambiente, los incomprensibles despilfarros de dinero público destinados al cine y otros, después de todo esto y mucho más algunos nos preguntamos, ¿cuándo nos rebelaremos de una vez?

El próximo 22 de mayo se celebran en  España  las elecciones municipales y autonómicas. Puede que estés tan harto de todo que ya ni siquiera te importen, que pienses que no sirven para nada, o te sientas impotente al creer que siempre ganarán los mismos, a saber PP o  PSOE.  Mucha gente piensa así y prefiere ahorrarse el viaje al colegio electoral pues consideran que no merece la pena votar a un partido pequeño si nadie más lo hará. Pero, ¿y si lo hacen?

Piensa por un  momento en que miles de personas como tú estarán leyendo esta carta ahora mismo y —quizá— sientan lo mismo que sientes tú ahora: que NO estás solo. Por eso te pedimos que cuando el 22 de mayo amanezca, despiertes pensando que millones de personas como tú irán a votar para cambiar esto. NO las dejes solas. NO votes a quién nos miente, censura, pisotea y roba,  ni a  quienes con  ellos  pactan.  El 22 de  mayo te  pedimos:

NO VOTES A PP, PSOE O CiU. BUSCA UN PARTIDO  PEQUEÑO CON  EL QUE TE IDENTIFIQUES Y DALE TU VOTO.

Está en tu mano poner freno a casi 30 años de bipartidismo y cambiar el curso de este país, recuérdalo.

Somos Anonymous
Somos una Legión
No perdonamos
No olvidamos
Esperadnos

ÚNETE A ANONYMOUS


Yo creo en la alternativa, y voto a Izquierda Unida

12 mayo, 2011

Much@s de nosotr@s nos sentimos completamente engañad@s por este juego político, por la dictadura de un partido único con dos cabezas, el PPSOE.

Frente a esto, much@s lanzan rápidamente la consigna derrotista de “todos los políticos son iguales”, cuando realmente no vemos polític@s más allá del PPSOE. Es cierto que los medios invisibilizan al resto de fuerzas políticas y que por eso es la impresión que solemos tener, pero no podemos condenarlas a tod@s ni medirlas con el mismo patrón.

Nos indignamos con el bipartidismo, pero lo fomentamos con nuestro escaso apoyo a fuerzas políticas alternativas. No nos damos cuenta de que ese “todos los políticos son iguales” no hace más que beneficiar su juego. No nos interesamos por los programas del resto de fuerzas políticas, por sus componentes ni campañas..

Yo no estoy dispuesto a seguirles el juego, y pienso que existen alternativas, y alternativas por la izquierda.

No creo en recetas mágicas, sino en la DEMOCRACIA PARTICIPATIVA que desde frentes como Izquierda Unida se tiene como bandera. Tampoco creo en líderes ni referentes, sino en espacios políticos abiertos y plurales como muchas veces ha demostrado ser Izquierda Unida. Yo lo tengo claro, contra el bipartidismo y por la democracia participativa, en las próximas elecciones municipales..

YO VOTO A IZQUIERDA UNIDA

Rasgos de una democracia sana

5 mayo, 2011

Lejos de pensar la República Bolivariana como una democracia perfecta (¿acaso existe eso?) sí que podemos señalar al menos, que algunas de sus características demuestran que se trata de una sociedad con profundas convicciones democráticas.

Desde una perspectiva liberal-burguesa, a la hora de analizar si un sistema es democrático o no, se cometen desde mi punto de vista una serie de errores graves. El primero de ellos es que se tiende a tomar como modelo la democracia liberal burguesa europea, como una especie de modelo que todos los países han de seguir, un clásico caso de eurocentrismo. Intentan marcar los “grados de democracia” en una especie de evolución lineal, marcada según una serie de criterios que hemos de suponer “objetivos”, pero que en realidad están por completo sesgados por la filosofía liberal-capitalista; que sí separación de poderes, que si pluralidad de partidos…etc..etc.

Otro aspecto criticable sería el hecho de que, para el politólogo burgués academicista, el objeto de estudio son las instituciones; como si la democracia fuera una cuestión formal, estática, que debe medirse según puntos marcados en las instituciones.  Es decir, que si en una constitución se cumplen todos los “requisitos” que el liberalismo exige, se sienten con la legitimidad de decie que se trata de una “sociedad democrática”, como si las dinámicas sociales fueran el calco de lo que dice un papel.

La democracia es una cuestión dinámica y cultural, mas allá de lo institucional/formal.  Para un liberal, una sociedad sería democrática si el poder se lo reparten 3 partidos políticos, totalmente alejados de sus votantes; y sería una sociedad no democrática, una que se organizara a través de consejos comunales sin mediación de partidos.

Si volvemos al concepto democracia, como “poder del pueblo”, ¿no deberíamos fijarnos si realmente el pueblo ejerce ese poder?; es decir, no sólo si existen mecanismos más o menos participativos para que lo ejerza, sino si lo ejerce de verdad de una forma sistemática y constante.

Desde mi punto de vista, una sociedad democrática es sinónimo de una sociedad politizada; una sociedad donde la mayoría de sus integrantes tienen opiniones sobre las políticas públicas a todos los niveles, donde existe debate, participación y conciencia; más allá de la existencia o no de organizaciones de tal o cual naturaleza.

Partiendo de esta definición dinámica de democracia, la sociedad venezolana me muestra día a día rasgos de una cultura democrática sana. Primero vemos que están politizados casi al 100%, sea a favor o en contra del proceso; todo el mundo suele leer la prensa, y una gran parte de los venezolanos forma parte de algún colectivo, ya sea un partido político, un sindicato, una asociación de estudiantes o de vecinos, un consejo comunal, participan en las “misiones” de alfabetización, salud, cultura…

Otra cosa que me ha llamado tremendamente la atención, es el hecho de que en los kioskos se venden los libritos con las leyes; el código civil, penal.. y distintas leyes que afectan al ciudadano de a pie de una u otra forma. Y como digo, se venden en los kioskos, no en librerías especializadas en derecho como pasa en España; están a la vista de todos, accesibles, diciendo… “¡hola ciudadan@, soy tus derechos, aquí estoy para que me conozcas!”.

El tercer rasgo de “salud democrática” es el esfuerzo editorial que ha hecho el gobierno. Se subvencionan libros y se editan otros, hasta el punto de que hoy en una charla me regalaron ¡3 libros!, dos de ellos bien gordos (a mí y a todo el mundo claro). He comprado libros por menos de 50 céntimos de euro, obras de todas las corrientes críticas, no vayamos a pensar que son libros al estilo “por qué Chávez debe ser nombrado dios en vida”.

Si bien es cierto que también se perciben otros rasgos no tan positivos, como puede ser el exceso de relevancia que tiene el liderazgo carismático del presidente. Sin embargo, a esto se contraponen los innumerables foros políticos que se convocan para pensar el socialismo del siglo XXI, repensar a Marx y a Bolívar…etc.

Lejos de ver a los venezolanos y venezolanas como ignorantes que se dejan guiar por un líder carismático, debemos verlos como ciudadanos conscientes que demuestran tener unas características democráticas mucho más sanas que las españolas; donde todavía podemos escuchar como algunos se atreven a defender la monarquía como garante de estabilidad democrática, o donde te sueltan con todo el descaro que “los poderes del rey son sólo simbólicos”, demostrando una completa ignorancia sobre su propio sistema político.

Vemos la paja en el ojo ajeno, y no la viga en el propio..